Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre 25, 2008

Oda a mi otro Yo

Volvemos a rememorar el pasado
cuando el día se detiene ajeno a lo esperado.
La vida sensible a sí misma
comprueba el estado de embriaguez y confusión.
El pensamiento se circunscribe a si mismo,
el intelecto se reafirma en la espesura,
en la oscuridad y en la ceguera.
La maraña los enlaza y entrelaza creciendo en forma,
la escultura se crea, la rigidez nos comprime
Lo Uno permanece en la maraña que lo oculta.

Días sin pensamiento se esperan
donde todo quede dicho, donde nada deba decirse,
donde nada sea ya necesario, pues todo habrá pasado,
todo quedará resuelto.
El pasado y el futuro dejarán de construirse
y el presente será lo único cierto.
Un presente conocido y por conocer.